Si quieres saber cómo se alarga la vida útil de los filtros industriales, estás en el lugar indicado. Y es que este sencillo gesto de mantenimiento puede hacer que el tiempo de correcto funcionamiento de un filtro industrial sea mucho mayor de lo que esperamos. Incluso cuando se emplean repetidamente. Es lo que se denomina mantenimiento preventivo y es un gesto que puede ayudarnos a ahorrar muchos miles de euros al retrasar la sustitución de piezas que estén saturadas de suciedad y no funcionen adecuadamente. Lo que también pone en peligro la calidad del aire que respiran las personas que se encuentran en el interior de esa empresa (sea oficina o un espacio industrial).

Por eso, si sigues los consejos que compartimos contigo desde Limp en este post, podrás conseguir un correcto funcionamiento y una mayor vida útil.

 

¿Cómo se alarga la vida útil de los filtros industriales?

Los filtros de aire que se emplean en las empresas son elementos imprescindibles en el tratamiento del aire comprimido industrial. Normalmente deben ser atendidos con especial cuidado y por personas que sepan cómo funcionan adecuadamente.

Los filtros de aire deben reemplazarse de manera periódica para garantizar que haya disponible un suministro continuo de aire comprimido que sea de alta calidad. Que al fin y al cabo es el objetivo por el que empleamos filtros industriales en nuestras empresas y oficinas.

Sin embargo, es posible retrasar este reemplazamiento si realizamos un correcto mantenimiento del mismo. Para ello basta con seguir los siguientes consejos y realizarlos de la manera adecuada.

 

Consejo 1: Desmontar adecuadamente las piezas

Para poder retirar correctamente el polvo y también el resto de las partículas que haya acumuladas en el filtro, nada mejor que desmontar el aparato. De esta manera se llega a todos los recovecos y la limpieza se realiza de manera completa.

En este sentido, es importante también prestar atención al desagüe de este mismo aparato de aire ya que es un espacio en el que suelen acumularse bacterias (además de otros seres similares) y su descomposición origina malos olores que se reparten por todas las estancias a través del aire filtrado.

Filtros industriales.

Consejo 2: Emplear los productos adecuados

No se deben emplear lejías, desinfectantes o jabones perfumados, ya que su composición –y por razones diferentes- podrían acabar por estropear el filtro. En Limp contamos con los productos adecuados y los sistemas de secado que harán que tu filtro luzca como nuevo sin sufrir ningún percance.

Consejo 3: Secar las piezas sin exponer a altas temperaturas

Debes secar las piezas que componen los filtros al aire, sin exponerlas al Sol o a las altas temperaturas. Y es que de darse esta situación podrían deformarse y sería imposible volver a montar el filtro.

 

Limpieza de filtros en Limp

En cualquier caso, si te resulta muy complejo llevar a cabo esta acción o consideras que necesitas ayuda profesional para hacerlo, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. En Limp somos especialistas en este tipo de intervenciones. De ahí que ofrezcamos a nuestros clientes, la posibilidad de alargar la vida útil de los filtros industriales con la aplicación de procesos de lavado y secado específicos. Recuerda que en Limp nos ocupamos de todo tipo de filtros industriales: desde filtros de aire acondicionado hasta filtros de aspiración, pasando por filtros de manga. Todos los que puede presentar tu empresa y se saturan por la acumulación de sustancias que hay en el aire.

Tras nuestra intervención tu empresa será más saludable ya que la limpieza de estos elementos garantiza una eliminación eficaz, completa y segura del polvo superficial y profundo que se haya podido acumular en este elemento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *