Ropa blanca e impoluta

En LIMP sabemos lo importante que es tener la ropa limpia, especialmente cuando es clara; por eso queremos compartir contigo una serie de trucos caseros para mantener una ropa blanca e impoluta.

Ropa blanca e impoluta

A todos nos gusta lucir la ropa blanca brillante e impoluta. Tal y como luce en el momento en el que la adquirimos en la tienda. Sin embargo, ¿es esto posible? ¿Existen productos que me pueden ayudar a conseguir o mantener este blanco sin perjudicar al tejido? El Limp, expertos como somos en limpieza y blancura, conocemos todos los trucos para poder conseguir ese blanco deslumbrante que tanto te gusta. Por eso hemos querido compartir contigo algunos de los trucos caseros con los que puedes conseguir ese mismo resultado. Esperamos que los encuentres interesantes y que, una vez los hayas utilizado, nos escribas comentando cómo te ha ido con ellos.

Trucos para limpiar la ropa blanca

Hay muchos trucos para que tu ropa blanca mantenga su color por más tiempo. Y que lo haga de la manera adecuada. Es decir, lo más parecido a como era cuando la adquirimos en la tienda. Algunos de ellos son los que a continuación te ofrecemos:

  1. No puedes meterla en la lavadora con el resto de las prendas y pretender que salga blanca. Hay que dedicarle unos minutos antes de llevar a cabo este gesto. Sobre todo si la prenda tiene manchas. producto quitamanchas en los cuellos y puños de las camisetas blancas, pues suelen acumular más suciedad. Añade un tapón de detergente para la ropa en el barreño con agua caliente y pon a remojo las prendas durante una hora.
  2. Seca la ropa blanca al aire libre. Y es que la luz del sol es un blanqueador natural. Así pues, exponiendo la ropa a la luz natural obtendrás mejores resultados que si la secas a máquina. Eso sí, debes vivir en zonas que no estén contaminadas pues en ese caso, el resultado será muy diferentes.
  3. En caso de que tengas prendas blancas amarillentas, ponlas en remojo durante dos horas con un detergente quitamanchas y agrega 40 gramos de bórax por cada litro de agua caliente que utilices. Una vez que haya pasado el tiempo, lava las prendas a la temperatura más alta posible.
  4. Agrega bicarbonato de sodio a tu lavado en lavadora. Además de eliminar los malos olores, el bicarbonato te ayudará a eliminar las manchas aportando suavidad a las prendas. Solo tienes que agregar media taza al cajón del detergente y lavar de forma habitual. Y es que las prendas de tonos claros tienden a mancharse con facilidad con cualquier tipo de sustancia. Si quieres que el bicarbonato sea más efectivo puedes mezclarlo con vinagre blanco. Y si tienes manchas contundentes, aplícalo mezclado con un poco de jugo de limón sobre la mancha. Verás cómo sale.
  5. Agrega agua oxigenada a la lavadora. El agua oxigenada es otro de los productos que ayudan a blanquear y a cuidar tus prendas. Es una buena alternativa para evitar el cloro. Para ello basta con que agregues media taza de agua oxigenada en el lavado habitual junto al detergente. También puedes aplicarla de forma directa sobre la mancha.
  6. Un consejo importante. Debes evitar el uso de blanqueadores químicos en prendas de poliéster o aquellas que resulten de las mezclas de poliéster y algodón. Puede darse una reacción química entre el cloro y el poliéster que podría tornar la prenda amarilla.

 

En cualquier caso, recuerda que si se trata de ropa de trabajo, lo mejor es que hagas uso de los servicios  profesionales de las lavanderías. Y es que en este caso no sólo tratarán de que luzca blanca, sino de que haya sido higienizada de la manera correcta. Para que puedas dedicarte a trabajar sabiendo que tu salud está protegida, incluso desde tu propia ropa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *