Listado de la etiqueta: bacterias y ropa de trabajo

Las analíticas en las prendas lavadas son frecuentes para descartar la presencia de microorganismos aerobios y enterobacterias en la ropa de trabajo. Es un procedimiento habitual que en algunos clientes del sector alimentario nos solicitan con asiduidad, pues con él podemos comprobar que las medidas de higienización que estamos realizando son las adecuadas.

Si trabajas en un sector donde las medidas higiénicas son extremadamente importantes, en LIMP te contamos en qué consisten estas pruebas y cómo se realizan.

 

Analíticas en las prendas lavadas para descartar la presencia de microorganismos aerobios y enterobacterias

La contaminación bacteriana está presente en nuestra vida cotidiana de muchas maneras. Por ello, aunque en todos los espacios laborales hay que seguir unos patrones de higiene, hay sectores en los que es imprescindible ir más allá. Por ello, es importante que las prendas que se lavan se sometan a pruebas complementarias. Estudios pormenorizados como las analíticas que realizamos en LIMP y que nos permiten descartar, con total seguridad, la presencia de microorganismos aerobios y enterobacterias en cualquier prenda.

 

Analíticas de prendas de trabajo

Para detectar la presencia de microorganismos aerobios y enterobacterias en las prendas textiles, en LIMP seguimos un procedimiento que se denomina laminocultivo que emplea unas placas laminadas que permiten detectar todo tipo de aerobios. De ahí que al procedimiento también se le conozca como laminocultivo

Se trata de un sistema de análisis que se compone de una placa laminada en la que, en cada una de sus caras, se encuentra medio de cultivo que permite el crecimiento microbiológico en su interior. Para que esto se produzca, la placa laminada se introduce dentro de un tubo transparente y se fija a un tapón, que evita el contacto directo con el medio de cultivo al tiempo que permite coger la placa laminada desde el tapón y evitando así que haya contaminación cruzada.

Para saber el grado de presencia de microorganismos, se inoculan ambas caras de la placa mediante inmersión en líquido, contacto con la superficie o siembra con hisopo. Luego, se procede a incubar el conjunto de la placa transparente y el tubo para que haya un correcto crecimiento del microorganismo a analizar, lo que permitirá que, posteriormente, se pueda realizar un recuento o lectura de estos microorganismos.

Dado que nuestro interés -y el de nuestros clientes- es descartar la presencia de microorganismos aerobios y de enterobacterias en las prendas de ropa que nos envían, en una de las caras del laminocultivo empleamos PCA (Plate Count Agar) con neutralizante y en el reverso VRBG (Violet Red Bile Glucose ). Gracias al primero podemos realizar un recuento de aerobios totales; mientras que, con el segundo, hacemos un recuento de Enterobacterias.

Toda esta información la registramos y se la hacemos llegar al cliente para que tenga constancia de los trabajos de limpieza y desinfección que llevamos a cabo en LIMP.

 

LIMP, limpieza profesional

Y es que en LIMP llevamos más de 20 años aplicando la tecnología más avanzada para los procesos de limpieza y acondicionamiento de la ropa de trabajo que nos llega. Uniformes que protegen a las personas que trabajan pero que, en el caso de quienes desarrollan su labor en el ámbito del sector alimentario, implica también el bienestar de terceros. 

Todo ello, además, lo hacemos en un circuito perfectamente definido, para el tratamiento de la ropa laboral. De manera que podemos garantizar, en todo momento, el perfecto estado de preservación de la misma y evitamos cruces e interferencias entre productos procedentes de diferentes actividades. Especialmente de quienes se dedican al sector de la industria agroalimentaria.